Bienvenido diciembre

Cobijada en una cruda etílica, recibo la tragedia más grande de un pueblo. Todo cambio genera expectativa, toda expectativa cambia.

La indiferencia ya nos robó hasta las entrañas, espero que la incertidumbre no prive mis ganas, las de seguir creyendo que esto puede cambiar.

A la espera estoy, mis ilusiones han muerto y resurgido en otras instancias, espero que después… la cruda no sea moral.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s