Taciturno

Ya entendí

lo que tanto ignoraba,

mientras yo te mentía

tú me adorabas,

ahora que te amo

de mí te has vengado.

Admiro tu determinación,

abrazo tu condena,

no te pido ya

que de mí te compadezcas.

Así como te fuiste

ahora yo me marcho,

solo te ruego que,

no vuelvas por las noches.

A mis sueños,

a mis clamores.

En donde puedo hacerte,

eso que llaman amor.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s