Pardo

¿Dónde ocultará el sol su brillo cuando vuelvas a arder?, ¿dónde impondrás tu autoridad cuando no haya más fragilidad que tocar?

El grito de tu ausencia se volvió el silencio más esperado, pensaba que la indiferencia cobraría todos mis estribos, pero el discurso de los olvidados se ha convertido en fuerza, y la fuerza de tu alago, en el discurso más olvidado.

Hay enigmas hechos paraísos y paraísos que siguen siendo enigmáticos. Toda la vida escribí a quien amaba, sin saber que el que me amaba era aquél que me leía.

 

 

4 comentarios en “Pardo”

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s