Dieciséis de agosto

Quédate siempre

En el caos

En la abundancia

En la pasión

Quédate cerca

En la miseria de los días tristes

En el atardecer de mis ojos cuando callan

En el rojo de mis labios cuando otorgan

Quédate ahora

En el verso corto

En la simetría de una prosa desmedida

En el vacío que deja esta tonada

Quédate ya

En el abrazo

En el instante en que se funden nuestras miradas

En el gesto perverso de esta madrugada

Quédate así

En el silencio

Como tú más quieras

Pero por favor

Quédate conmigo

4 comentarios en “Dieciséis de agosto”

  1. Quédate tu, quéRubdate siempre, escribiendo, alterando mis conceptos, delirando mis sentidos, porque al leerte, me sublimas tanto, por eso así continúa escribiendo, quedate tu mi muñequita, quedate siempre.

    Le gusta a 1 persona

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s