Abrazar la vida

Cuando las dudas invadan la tarde

Cuando la incertidumbre nos visite de noche

Cuando entre dichos y certezas, entre ansiedades y promesas

caigan como lluvia los deseos, sin poder detener los torrenciales

habrás de contener tu alma joven, e invitarla a soñar

sin prisa, ni reproches, mientras la marea baja, mientras los vientos se apaciguan

acogerás tus ganas, aceptarás el camino

Y así, de a poco, no arribarán las respuestas, pero estarás abrazando la vida.

Con cariño para el alumnado del Colegio Manuel Uribe Ángel.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s