Utilitariamente, amor

Convencido de la realidad que construyó, con firmeza y claridad pronunció «Vemos el mundo de forma distinta». Me quedó claro que nunca entendió que, dos personas que ven y piensan igual, saben muy poco de la vida.

Estábamos aprendiendo de las olas estando en el mar, pero su mente se convirtió en desierto, nuestros deseos se comenzaron a disociar y a eso él le llamó libertad.

Cuando no entendemos la fuerza de nuestras palabras, invocamos la verdad de nuestras condenas. ¡Y qué condena tan grande fue la percepción de la percepción distinta!

No me queda duda que, hay que saber para encarar, hay que conocer el mundo en el que vivimos, para escribir las cosas que nos gustan. Hay que saber si odiamos lo que tenemos, para inventar nuestras mejores realidades.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s