Sopa de letras

Cuando el cansancio abrace tus días y el abrumo invada tu cuerpo, recuerda que no existe mayor reposo que sumergirse entre letras.

Porque el esfuerzo es vasto y la saciedad imperceptible, cuando se pedalea por los sueños de un mundo más apacible.

Abre la puerta y reposa, en el menjurje de la composición, cierra las ganas que en prosa, surgen de la vacilación.

El parnaso de quien redacta, piensa y vive entre líneas, te sugiere, te receta «leer, crear y comer sopa de letras»… pa’ que te sientas mejor.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s