Al mar

Yo nunca olvido una promesa.

No puedo olvidar que prometiste que iríamos al mar.

Prometiste que sería aquél verano, pero estoy segura que lo olvidaste.

Han pasado más veranos, estoy convencida que lo has aplazado…

La vida, el desconcierto, el absurdo sinsentido del amor… que va que viene, como violentas olas a todo furor.

Pero sé que sabes que lo prometiste, que prometiste que iríamos al mar.

Yo nunca olvido una promesa.

Lo que a veces olvido es que hay promesas que se quedan sin cumplir…

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: