Juncos Calmos

Déjame quererte como las cosas que no tienen sentido.

Sin una excusa, sin un porqué.

Déjame quererte como aquella mañana que viste amanecer sobre la montaña y no entendiste por qué eras tan inmensamente feliz.

En tu frío y en el cansancio, con todas esas dudas que te llueven despacio.

Déjame quererte en la risa y en el llanto.

En un instante y en la eternidad.

Déjame quererte por ahora, porque quizá mañana… te quiera más.

Fotografía: JCSM.

Una respuesta a «Juncos Calmos»

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: