Péndulo

Le conocí al tiempo del optimismo, ese que pensé que ya había perdido. No el optimismo del amor, mucho menos de la aventura, sino aquél en el que solo reposa la idea de conocer y abrazar la diversidad del intelecto, del pensamiento y también de la creencia. No sé si suceda a menudo, no conozco …