Al mar

Yo nunca olvido una promesa. No puedo olvidar que prometiste que iríamos al mar. Prometiste que sería aquél verano, pero estoy segura que lo olvidaste. Han pasado más veranos, estoy convencida que lo has aplazado... La vida, el desconcierto, el absurdo sinsentido del amor... que va que viene, como violentas olas a todo furor. Pero …

Paliar

No he olvidado a quien ya desde hace tiempo enterró mi amor. Y no sé si nombrarlo cobardía o una vacía obstinación. No obstante, cada día duele menos, lo que un día dolió hasta los huesos. Cada día quema menos, lo que un día ardió a todo calor, y no sé si llamarle a eso …

You left me

You left me, as you leave the things of the past, the memories, the thoughts that will never return... The moments that will sporadically come to your mind, but that will never be part of your life again. You left early and I wanted you for a lifetime.

Carta a Rodrigo

Rodrigo, quisiera saber cómo estás, pero aquí conmigo solo quedan las suposiciones, así que supondré que estás bien. Las noticias malas vuelan con la rapidez de lo improvisto, y a mí ninguna mala noticia de tu persona me ha pillado distraída, bueno, no desde hace un tiempo. Esperaré, entonces, que estés salvo, o por lo …

Sastre

Te convertí en tinta, porque no quisiste ser conmigo nada más. Y ahora, un bolígrafo es lo único que me acompaña. Tu piel, hecha verso, tus manos, convertidas en poesía, son el presagio perfecto de que nunca me abandonará tu amor. Te convertí en letras, porque decidiste hacer de mí, indiferencia. Ahora brotan versos de …

Antes

Y antes de que este día terminé, antes de que todo colapse en las interpretaciones de una mente distraída y cansada del cotidiano. Espero hacer de este momento un clamo al vacío, de esos que invocan el silencio, pero golpean hasta las entrañas, esos que transitan en las inmensidades de una historia constante, de una …

Nostalgia asuncena

Nunca supe si el mar llora cuando la luna se muestra imponente en cada ocaso. Solo creí en tus palabras seguras cuando me dijiste que no había ojos glaucos que opacaran la belleza de mi alma. Creíste en mí, el tiempo en el que tu corazón latía, lo supe cuando agradeciste mi existencia. Qué dichosa …

Soltar… nos

Te diría adiós, una vez más, pero una despedida no basta cuando el corazón no tiene deseos de soltar. Te pediría que reconocieras que también estás aquí, aun sin quererlo, pero tu ego no te permite aceptar que por más que quieras irte, tampoco has podido soltar. Ven a leer conmigo mientras vacilo con tus …

Volcán

Tú, que eres noche y también tormenta; misterio, enigma y un montón de preguntas. Aire de montaña que en libertad se encuentra, se funde y se revela. Aquel que llora frente a la majestuosidad de los cielos. El que hace de la urbe un lugar para rodar… Yo, que nada soy de ti. Asombro, distancia …

Péndulo

Le conocí al tiempo del optimismo, ese que pensé que ya había perdido. No el optimismo del amor, mucho menos de la aventura, sino aquél en el que solo reposa la idea de conocer y abrazar la diversidad del intelecto, del pensamiento y también de la creencia. No sé si suceda a menudo, no conozco …