Mi decisión

Solía creer que amar era una decisión diaria y consciente.

Paulatinamente entendí que, hay pasiones inherentes a los sentidos y otras concernientes a la razón. De los amores tranquilos tienes dominio, de los aventureros pierdes el control.

Los que duran una idea, traen consigo alegría, los que duran más de una se convierten en tiranía. Hay algunos que encaprichadamente duran toda la vida, hay otros que, junto con el autobús, simplemente se van.

Hay amores apacibles, inquietos y elocuentes. Los amores de una noche son los más feroces, de lo contrario existen los de día, que más que satisfacción, provocan una triste agonía.

Los fugaces irradian sensaciones, provocan en tu cuerpo líneas viajeras, pero aquellos que perduran en el tiempo, restauran por siempre una inmensa tragedia.

Hay amores fieles y otros que en complicidad se mienten, hay amores sencillos y otros que nunca se entienden. Amantes que en la distancia se procuran todo y amores que en la cercanía solo se desean distancia.

Hay pasiones que marcan, que duelen y otras que te hacen fuerte. Hay amores ardiendo en el silencio y otros que se viven en el estruendo. Hay pasiones que viven hasta la muerte y pasiones que mueren aun cuando seguimos vivos.

Solía creer que amar era una decisión diaria y consciente, luego… llegaste tú.

10 comentarios en “Mi decisión”

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s